top of page

Marytza y Céline, emprendedoras con sabor a Café Canela

Actualizado: 5 nov 2023

Emprender es un acto de fe, constancia, perseverancia y tenacidad.


Les presentamos a las gemelas Marytza y Céline el “duo dinámico” detrás de Café Canela, una boutique de sabores que explora la repostería fusionando la gastronomía latina para el deleite de sus comensales. Provienen de una gran familia mexihaitiana y como podrán imaginar, la comida casera forma gran parte de sus tradiciones; en esta edición Marytza y Céline nos comparten sus metas, logros y experiencia en el emprendimiento.


Para comenzar ¿Cómo describirían a Marytza y Céline?

M) Céline es persona aventada, gracias a esto se nos han abierto muchas puertas. Por ella nos lanzamos a estudiar en Montreal.

C) Marytza es más cautelosa, también se aprecia en algunas situaciones.

Las dos somos cristianas. Somos muy tímidas, aunque no parezca ja, ja, ja. Nos apasiona lo que hacemos.

M) Sobre todo poder expresar nuestra creatividad y conectar con la gente a través de nuestras creaciones.


¿Cuáles son sus pasatiempos?

C) Comer rico, si es con la familia y amigos mejor. Ir de compras, pueblear, caminar y descubrir nuevos lugares.

M) Ver los menús de restaurantes que no conocemos y luego ir y saber exactamente que pedir.


¿De dónde nace el amor por la repostería?

M) Nació del amor por la comida.

C) De hecho, algunas de nuestras primeras memorias son en torno a la comida con la familia.

También creo que cocinar nos ha ayudado a ser menos tímidas, es un práctico para conectar con la gente.


¿Qué estudiaron?

M y C) Carrera auxiliar de chef en el Instituto Superior de Alta Cocina.

Professional cooking en St. Pius X Career Centre.

Programa de Pâtisserie y programa de Lancement d’une entreprise dans le secteur de l’alimentation en le Centre de formation professionnelle Jacques-Rousseau ahora conocido como École hôtelière de la Montérégie.


¿Cómo nace Café Canela?

M) Viniendo de una familia bicultural, a veces sentíamos que no encontrábamos nuestro lugar

C) Café Canela nació de nuestro deseó de celebrar nuestras raíces. De decir somos #mexihaitianas y queremos celebrarlo en vez de sentir que no encajamos.



En Café y Canela, además brindan clases de cocina, platíquenos de este proyecto.

C) Nos emociona mucho ese proyecto. Queremos enseñarles a nuestros estudiantes a hacer esos platillos que siempre hacían con su abuelita o su mamá.

M) Estando lejos es muy intimidante intentarlos.

A nosotras nos tomó como 4 años animarnos a hacer tamales y eso que nuestra familia preparaba tamales cada año y nosotros los preparamos en la escuela culinaria.

C) Preparar ese platillo típico de tu país estando lejos es muy empoderador.


¿Han fracasado en algún proyecto, si es así, qué aprendieron de ello?

C) Nuestro mayor fracaso fue un salón muy famoso en Montreal.

M) Invertimos mucho dinero y pensamos que íbamos a vender todo, y recuperar nuestra inversión. Al final terminamos en números rojos, pero Dios tiene una forma de convertir nuestros fracasos en oportunidades.

C) A raíz de ese evento nos contactaron para que tuviéramos nuestro propio lugar en Les Marches des Promanades.


Los riesgos y ventajas de emprender.

C) Riesgos, la inestabilidad económica, tienes que pensar en todo, fondo de retiro, etc.

Ventajas, la libertad creativa. La oportunidad de trabajar por tus sueños, de construir exactamente el trabajo que quieres y de hacer la diferencia en tu sector de actividad.


Nunca vas a estar lo suficientemente listo así que aviéntate.

¿Cuál es el postre favorito?

C) Mmmm difícil de escoger, un buen pastel de tres leches…